Publicada en

Guyana entra en las grandes ligas con ingresos por petróleo y gas que superan los $1.000 millones en 2022.

El boom petrolero en Guyana no se detiene, impulsada por el bloque Stabroek, los ingresos por petróleo y gas convierten a la nación en un importante productor en la región y lo catapulta a las grandes ligas de los principales países productores.

A medida que la floreciente industria guyanesa de petróleo y gas en alta mar va cobrando fuerza, los ingresos del gobierno procedentes de la producción nacional están en camino de superar la marca de 1.000 millones de dólares este año y acelerar hasta los 7.500 millones de dólares anuales en 2030, según la investigación de Rystad Energy.

Este año será un punto de inflexión para que el gobierno de Georgetown comience a capitalizar las vastas reservas del yacimiento en alta mar, ya que los ingresos se duplicarán con respecto a los niveles de 2021.

Los umbrales de rentabilidad y la intensidad de las emisiones por debajo de la media en el yacimiento Stabroek harán que Guyana pase de ser un productor relativamente pequeño a un líder mundial en los próximos años, consolidando la posición del país como un actor competitivo y favorable a la política de producción en alta mar.

Se espera que los ingresos del gobierno procedentes de la producción de petróleo y gas aumenten hasta 2025, alcanzando los 4.200 millones de dólares anuales.

Debido a la caída prevista de los precios del petróleo y al gasto continuado en el desarrollo del yacimiento, los ingresos del gobierno caerán a 2.400 millones de dólares en 2027.

Sin embargo, el crecimiento de la producción se acelerará y los ingresos se reanudarán a medida que se aprueben y se pongan en marcha nuevos proyectos previos a la Decisión Final de Inversión (FID), lo que llevará a unos ingresos públicos máximos de 16.000 millones de dólares en 2036. Estas proyecciones no tienen en cuenta los recursos aún no descubiertos.

La reciente oleada de prolíficos descubrimientos y el ritmo constante de FIDs posicionan al gobierno guyanés para cosechar las recompensas de estos descubrimientos con ingresos acumulados por un total de 157 mil millones de dólares para 2040.

Guyana, líder mundial en descubrimientos totales en alta mar

Guyana es el líder mundial en descubrimientos totales en alta mar desde 2015, con 11.200 millones de barriles de petróleo equivalente, lo que supone el 18% de los recursos descubiertos y el 32% del petróleo descubierto.

Del total, la suma de 9.600 millones de barriles es por petróleo, superando con creces a Estados Unidos, que ocupa el segundo lugar con una cifra comparativamente pequeña de 2.800 millones de barriles. El bloque Stabroek representa todos estos hallazgos, pero los recientes descubrimientos en otras zonas muestran el potencial de crecimiento en otros lugares.

Se prevé que Guyana produzca 1,7 millones de barriles diarios (bpd) de petróleo de aquí a 2035 -sin tener en cuenta los volúmenes aún no descubiertos-, lo que impulsará al país a la cuarta posición en la lista de los mayores productores mundiales de petróleo en alta mar, superando a Estados Unidos, México y Noruega.

Si se comparan los regímenes fiscales de otros líderes del sector offshore, el de Guyana se encuentra en el extremo más alto, con una participación del gobierno del 59% del valor total. Por el contrario, si se aplicara el régimen fiscal de EE.UU. al bloque Stabroek, la participación del gobierno sería sólo del 40%. Nigeria y Brasil se ajustan más a las políticas fiscales de Guyana, con un 58% y un 61%, respectivamente.

El costo de la oferta es un factor importante a la hora de considerar la conveniencia de los activos y compararlos con otras fuentes y regiones. La competitividad de los costos de equilibrio, con una media de 28 dólares por barril en todos los proyectos y menos de 20 dólares en los proyectos en producción, ha contribuido a convertir a Guyana en un peso pesado mundial en la producción offshore.

Los yacimientos de Guyana, una fuente de petróleo competitiva

Los yacimientos petrolíferos marinos de Guyana son una de las fuentes de suministro más competitivas fuera de Oriente Medio y Noruega, y son más baratos que el peso pesado terrestre estadounidense, el Pérmico, Rusia y muchas otras fuentes.

Además, la intensidad de las emisiones de la actividad offshore en Guyana es inferior a la media mundial de la producción de petróleo y gas y de la producción offshore en aguas profundas, lo que refuerza aún más la posición del país en la transición energética.

Aunque las tensiones con los países vecinos, Venezuela y Surinam, han sido un problema en el pasado, la mejora de las relaciones ha permitido aumentar las perforaciones a lo largo de las fronteras y ha impulsado el sentimiento general de los inversores en Guyana.

Sin embargo, puede que no todo sea fácil. Una sólida gobernanza institucional, la transparencia y las prácticas reguladoras serán vitales para liberar todo el potencial de la riqueza de recursos de Guyana para su sociedad.

Aunque el gobierno ha tomado medidas para mejorar la gobernanza, como la creación de un fondo soberano y la mejora de la transparencia de la política fiscal, aún quedan mejoras por hacer.

Por ejemplo, la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE), que aboga por unas prácticas sólidas de gestión y gobernanza de los recursos, ha detectado recientemente varias deficiencias en los procesos de información y fiscalidad de las empresas de Guyana. Sin embargo, es probable que su puntuación en la ITIE aumente en los próximos años a medida que las recientes mejoras surtan efecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *