Publicada en

Ecopetrol anuncia que el fracking no va más en Colombia: ¿qué implica esta decisión para el país?

Ecopetrol anunció la suspensión de sus planes de desarrollo de esta técnica de extracción de petróleo y con ello, la alianza con Exxon Mobil.

Ecopetrol confirmó esta semana que está deshaciendo los acuerdos que tenía con Exxon Mobil para la realización de dos proyectos piloto de exploración de hidrocarburos con fracking en Colombia.

En septiembre, la compañía ya le había pedido a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) una pausa de 90 días en el desarrollo de estos pilotos (ubicados en el municipio de Puerto Wilches, en Santander).

Pero la decisión de esta semana implica que la exploración de los llamados Yacimientos no Convencionales (YNC) queda detenida totalmente en el país. “Si el gobierno decide no aplicar el fracking en Colombia, Ecopetrol no hará fracking en Colombia”, dijo Felipe Bayón, presidente de la petrolera, en una entrevista para Caracol Radio.

El desarrollo, o no, del fracking en Colombia ha sido un asunto complejo desde su comienzo hasta este punto, que pareciera un final si se tiene en cuenta que en el Congreso cursa un proyecto de ley para prohibirlo, además de la intención del presidente Gustavo Petro de no permitir este tipo de exploración en el país.

La decisión de Ecopetrol tiene una serie de posibles consecuencias, económicas principalmente.

Pero antes de entrar en este punto vale la pena recordar un poco cómo llegamos hasta acá y por qué hay tantas dudas sobre los pasivos ambientales de esta técnica de exploración de hidrocarburos.

¿Qué es el fracking y por qué tiene mala reputación?

El nombre de fracking es una abreviación para una técnica conocida como fractura hidráulica en la que se utiliza agua a presión, con una mezcla de arena, para poder romper y generar grietas en rocas que están kilómetros de profundidad de la tierra. En estas rocas hay hidrocarburos atrapados, tanto gas, como petróleo.

Típicamente, estas rocas se encuentran a grandes profundidades. Entonces, para alcanzarlas, es necesario perforar para que el agua llegue hasta ellas. Pero como el agua por sí sola va perdiendo presión a medida que avanza por la tubería, se deben usar unos químicos para que la fracturación hidráulica pueda realizarse. El uso de estos químicos es uno de los primeros problemas con el fracking, de acuerdo con ambientalistas.

El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *